SECTOR CONSTRUCCIÓN

El producto indicado para este sector, consta de una amplia versatilidad y beneficios en esta industria de la construcción. Puede ser utilizado como aislante térmico y acústico mejorando el confort en las edificaciones.
Es ideal por su fácil manipulación e instalación en las obras, su versatilidad hace que el producto se ajuste a las necesidades de cada obra.
Al ser una espuma rígida y ligera, aunque extraordinariamente fuerte y resistente, permiten aplicaciones excepcionales poco conocidas en nuestro país, como la cimentación de carreteras, puentes y grandes obras públicas.

COTICE AHORA

PRODUCTOS

Debido a que este material ocupa grandes volúmenes, genera un ahorro considerable del concreto a utilizar, ayudando a su vez en la conservación del medio ambiente ya que nuestro proceso de elaboración se realiza con el icopor reciclado o en deshuso.

Otra de las principales características es su menor peso comparado con otros, La reducción de peso puede cifrarse en torno a 100- 130 kg/m2. Esta reducción de peso redunda en la disminución de las cargas permanentes sobra la estructura y, por consiguiente, es un factor a tener en cuenta en el dimensionado de la misma, lo que se traduce en un ahorro considerable en hierro de jácenas, pilares y cimentación.

Gracias a su reducido peso ofrecen notables rendimientos en la colocación, al servirse en módulos de 5 unidades con una longitud de un metro lineal y que no supera los 2 kg. De peso, superando ampliamente los conseguidos con los materiales tradicionales (cerámica y hormigón), al tiempo que permite seguir utilizando en las construcciones con bomba o tolva como también el vibrado.

El casetón permite también una rápida descarga, circunstancia muy importante en zonas urbanas con riesgo a sobrecarga de alta peligrosidad en la estructura. Por su ligereza, un solo hombre puede transportarlas en obra lo cual su instalación es tremendamente rápida.

Almacenaje de las bovedillas en el mismo forjado. Estando condicionado este almacenaje por el volumen y no por el peso. También consta de una forma fácil de cortar y mecanizar con las herramientas usuales en obra y adaptarse sin problemas a cualquier variable de medida.

Con el empleo de casetones también mejora considerablemente el fraguado , consiguiendo unas condiciones óptimas para el secado del concreto, siendo equivalente esto en la calidad final del mismo. En condiciones climáticas templadas o frias, las características aislantes del material contribuyen a mantener la temperatura del concreto protegiéndolo durante el proceso.

No es necesario efectuar el regado previo de la superficie ya que el caseton es un material no higroscópico ni absorbente, por lo que no existe el riesgo de que absorba agua, y así se mantiene en óptimo equilibrio la relación agua-cemento.

Los casetones aunque ligeros, son resistentes y no registran roturas en la descarga y manipulación (lo que considerarse un ahorro de entre el 5 y el 10% con respecto a los materiales tradicionales).

Los casetones, por el hecho de ser una espuma rígida y ligera, aunque extraordinariamente fuerte y resistente, permiten aplicaciones excepcionales poco conocidas en nuestro país, como la cimentación de carreteras, puentes y grandes obras públicas, conocidos también como Geobloques.

La idoneidad del caseton para las aplicaciones de Obra Civil son las siguientes:
– Muy bajo peso y excepcional ligereza.
– Buen comportamiento bajo carga permanente estática y dinámica.
– Estructura celular cerrada que conlleva una mínima absorción de humedad.
– Resistencia a las heladas.
– Resistencia a la putrefacción.
– No constituye sustrato de animales, hongos ni bacterias y además biológicamente inerte (no contamina las aguas subterráneas).
– Permite su adaptación a cualquier forma o hueco donde deba ser instalado.
– Fácilmente manipulable.
– Los trazados no tienen que desviarse para evitar el encuentro con suelos difíciles.
– Disminución de los movimientos de tierras.
– Mayor rapidez en la ejecución de las obras.

Los casetones se clasifican es dos tipos: Casetón Perdido y Casetón Recuperable.
El casetón Perdido es utilizado como relleno de losas y entrepisos. Se ajusta de acuerdo a dimensiones modulares y/o especificaciones requeridas por el diseño en obras, basado en planos arquitectónico, cortándose a la medida, suministrándose a la obra ya listo para su uso.

El Caseton recuperado es una herramienta de construcción de tamaño ajustable de acuerdo con las dimensiones y espesores requeridos por el diseño, que se corta a la medida, suministrándose a la obra ya listo para su uso. Es utilizado principalmente como elemento aligerante en losas convencionales y entrepisos. Es un sistema de colocación y recuperación, la función principal es recubrir con polietileno el casetón, para permitir una reutilización permanente del producto, una vez fundida la placa.

El producto molido (icopor molido) también es un producto aplicado a la industria de la construcción contiene una ventajas permitiendo las siguientes propiedades:
Poco peso, gran poder aislante, estable a las temperaturas y económico.
Se utiliza fundamentalmente para la obtención de hormigones ligeros o de baja densidad, mezclándole con cemento y otros materiales de construcción. El molido, se obtiene de extraer del Icopor en deshuso gran cantidad de material particulado deseado en al mezcla del concreto obteniendo las siguientes ventajas: Baja densidad, buen aislante térmico y constante en el tiempo, suficiente resistencia y buena capacidad de elaboración con herramientas y maquinas que se utilizan en la construcción. La característica esencial de este hormigón ligero es que se puede moldear y conseguir el tamaño de las piezas que se desea. Las aplicaciones mas generalizadas del hormigón ligero son las siguientes: Cubiertas, terrazas y construcción de paredes exteriores o de separación para casas prefabricadas, cuerpos encofrados para techos y paredes (tipo sándwich).

Para obtener un hormigón ligero debe ser de aproximadamente 500 Kgs/m3 de densidad epaar lo cual es necesario realizar la siguiente dosificación en peso: 323 Kgs. de cemento 36 Kgs. de arena fina 129 Kgs. de agua 12 Kgs. de molido. La dosificación en volumen equivalente es la siguiente: 1 parte de cemento 1/3 parte de agua 1/10 parte de arena (aproximadamente) 2,5 a 3 partes de molido.

Las características mas sobresalientes del hormigón así obtenido son las siguientes:

– Resistencia a la presión (20 Kgs/cm2)
– Resistencia a la tracción (10 Kgs/cm2) Índice de conductividad térmica (0,15 Kcal/h mºC).
Para Para la obtención de un hormigón ligero, hay que mezclarle con agua y después agregar cemento y arena, mezclándole convenientemente, sin batirle demasiado. Agregar agua hasta que la mezcla tenga el punto deseado, sin que la masa quede demasiado fluída para que no tarde mucho en fraguar.